¿Cómo elaborar tu propia E-liquid?

Debido a las recientes dudas acerca de lo saludable que es vapear nos vemos obligados a escribir este post, donde pretendemos enseñaros como fabricar vuestro propio e-liquid, para que de este modo sepamos en todo momento que componentes estamos inhalando a través de nuestro cigarrillo electrónico.

En esta página te ofrecemos un amplio catálogo de e-liquids de todos los tipos: con nicotina, sin nicotina, diferentes sabores, diferentes formatos… pero como siempre, tenemos clientes inconformistas que no se adaptan a lo ofrecido por el mercado, y prefieren hacer una especia de alquimia para fabricar sus propios productos, y obtener de este modo un vapeo más saludable, sin sustancias extrañas.

A todo esto, tenemos que añadir que el usuario que se adentre en la fabricación de e-liquids conseguirá un producto con un sabor único y del que solo disfrutará el mismo y su círculo más allegado.

Sin más dilación, empecemos con el proceso.

¿Qué necesitamos para empezar a crear nuestro primer e-liquid?

Todos los e-liquids se componen de dos materias básicas, el propilenglicol (representado a partir de este momento como PG) y la glicerina vegetal (representando como VG). A continuación te facilitaremos los enlaces necesarios para que puedas comprarlo directamente. Recordad, si buscamos una solución más sana de vapear las proporciones serán de 10mg de PG por cada 90mg de VG.

¿Dónde comprar Propilenglicol?

¿Dónde comprar Glicerina Vegetal?

Posiblemente ahora os estéis preguntando para que valen cada uno de estos dos componentes, así que os aclaramos vuestras dudas

¿Para qué sirve la Glicerina Vegetal?

Se encarga de proporcionar nubes de vapor más densas, así como de darle un saber algo más dulce a nuestro e-liquid de fabricación casera.

¿Para qué sirve el Propilenglicol?

Es una manera de hacer que la GV sea menos densa, para así evitar que las resistencias sufran demasiado.

Bien una vez vista la finalidad de cada producto os preguntaréis… ¿Cómo le damos ese sabor tan deseado? Es muy fácil, habría que añadir alguno de los aromas que tenemos disponibles en el mercado, a continuación os facilitamos los que más nos gustan a nosotros:

A parte de todo esto, también le podemos echar a nuestro e-liquid nicotina, aunque os recomendamos evitarla a toda costa, ya que seguiríamos metiendo en nuestro cuerpo esa sustancia tan adictiva, asi que ya sabéis: e-liquid sin nicotina.

Llegamos al momento de la preparación. Este procedimiento es muy sencillo únicamente mezclamos nuestros dos productos (PG + VG) en la proporción anteriormente mencionada (10/90). Para nosotros la mejor manera de no equivocarnos es buscarnos un envase que tenga graduado los ml, así nunca os equivocareis. En el caso de carecer de este envase aquí abajo os dejamos algunos de ellos para que lo tengáis más fácil.

Una vez realizada la mezcla, pasamos al momento de verter el aroma, la cantidad de este viene reflejada en su etiqueta, no os la podemos facilitar debido a que según el fabricante, puede tener una mayor o menor concentración.

Ahora pasamos a la maceración, el proceso más lento a la hora de preparar nuestro e-liquid. Este paso suele tener una duración media de 1 semana (nos lo suele indicar el fabricante del producto) y tendremos que estar moviendo nuestra mezcla como mínimo una vez cada 12 horas. Como recomendación no abrir el frasco en el que lo tengamos vertido durante esta semana de maceración, para así conservar todas sus propiedades.

En el caso de que quieras utilizar nicotina, esta se verterá en la mezcla una vez ya macerada, y la cantidad de nicotina será a gusto del consumidor. Desde www.mejorcigarrilloelectrónico.com os recomendamos que hagáis el e-liquid sin nicotina, para evitar de este modo intoxicar nuestro cuerpo con una sustancia innecesaria.

Por último, nos queda el paso más importante, disfrutar de nuestro e-liquid de elaboración casera 😉